Salon de la Dama del Deporte Costarricense
. Inicio | Miembros | Deportes | Junta Directiva | Historia | Contáctenos
Luis Gabelo Conejo Jiménez

En el Barrio El Socorro, un pequeño caserío del Cantón de San Ramón, nace con el año, el 1 de enero de 1960, el niño Luis Gabelo Conejo Jiménez, en el seno del hogar que conformaron don Rafael Conejo y doña Carmen Jiménez. Encontró la pasión por el fútbol desde muy niño, pues tanto su padre como su madre, eran grandes aficionados de la Asociación Deportiva Ramonense. No obstante, sus primeras aspiraciones fueron el llegar a ser un gran delantero, para poder anotar muchos goles. Nunca pasó por su mente aspirar a la portería. Fue bajo este estandarte que llegó a militar en el Deportivo América, con la fama de buen goleador. No obstante, el destino le tenía reservado otro camino. Cuenta la historia que un día, el portero del América no se presentó al partido. El entrenador recurrió al joven Conejo, con apenas 12 años, para suplir a su compañero, sobre todo por su gran estatura. Este hecho fortuito le marcó para el resto de su carrera, pues no se despegaría de la portería hasta el momento de su retiro del fútbol. Inició en la Primera División en el año de 1979, justo con el equipo de sus padres, la Asociación Deportiva Ramonense, con el que se mantuvo nueve temporadas, desde 1979 hasta 1988. Pero la titularidad no le llegó de forma inmediata, tuvo que luchar fuerte por el puesto. Fueron dos años de espera y aprendizaje, hasta que en 1983 terminaría por llegar a ser el portero estelar del Ramonense, hasta la campaña 1988-1989. 

Fue llamado a formar parte de la Selección Nacional desde 1983, gracias a sus capacidades técnicas y tácticas. Sin embargo, los grandes favoritos de esos años eran el portero de la Liga Deportiva Alajuelense, Alejandro González, y el portero del Deportivo Saprissa, Marcos Rojas. En el año de 1984 le llegaría la gran oportunidad. En esa fecha, la Selección Nacional se enfrentaba a la Selección de Ecuador, en el Estadio Nacional, bajo la dirección técnica de Antonio Moyano Reina, en un encuentro amistoso. El Director Técnico de la tricolor, Gustavo de Simone, lo puso entre los 11 estelares y, desde entonces, se convirtió en pieza fundamental de la Selección, que meses después, iniciaría el camino de la etapa eliminatoria rumbo al Campeonato del Mundo de Italia 1990.  
  En 1989, fue contratado por el Club Sport Cartaginés para jugar en la Primera División, al tiempo que también integraba la Selección Nacional. Al lograr Costa Rica un puesto en el Campeonato Mundial de 1990, Luis Gabelo Conejo se consolida como el líder indiscutible de la portería. En los partidos que Costa Rica enfrentó a las Selecciones de Escocia, Brasil y Suecia, ese joven ramonense llegó a ser la gran figura tica, gracias a sus destacadas actuaciones bajo los tres tubos. Solamente recibió 2 goles en 3 partidos y fue reconocido por la prensa y los especialistas, al punto que se le designó, por parte de la revista France Football, como "El Portero Ideal" de Italia 90. Ese mismo medio lo cataloga, hoy día, como "uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol universal". Del mismo modo, la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (I.F.F.H.S.), lo catalogó como el tercer mejor portero del planeta en 1990. Estos reconocimientos provocaron que los ojos de los clubes internacionales se posaran en él. Antes de finalizar el año de 1990 fue contratado por el Albacete Fútbol Club, de la Segunda División de España. Inmediatamente, le reconocieron al costarricense sus capacidades y se le asignó la titularidad. De su mano, el Albacete construyó su ascenso a la Primera División, en 1991. Se mantuvo en España por tres temporadas. Una en Segunda División y dos en Primera, todas con el Club Albacete.
Regresó a Costa Rica en 1993 y se retiró del fútbol, en virtud de que su padre había sufrido un accidente, lo cual le llevó a pasar más tiempo con él. Ingresa a la Galería Costarricense del Deporte el jueves 16 de diciembre de 2010.  No obstante regresó a las canchas de la Primera División en la campaña 1995- 1996, con la camiseta del Club Sport Herediano, anhelando llegar a obtener el título de Campeón Nacional. Según sus propias palabras "...quería ser campeón, nunca lo hice en Costa Rica, era una espinita que tenía". Un accidente con una máquina de cortar césped le llevó nuevamente a tornar la decisión de retirarse, pero el destino le tenía reservado otro camino.
En 1997, el equipo de San Ramón se quedó sin portero y no tenían a quien inscribir. Esto llevo a los Directivos del Club a solicitarle la ayuda a Luis Gabelo Conejo, durante tres encuentros. Por amor a sus raíces aceptó colaborar con ellos. La noche del 2 de abril de 1997. Ramonense se enfrentó a Puntarenas en el Estadio Guillermo Vargas Roldán. Al final de los 90 minutos, el marcador del encuentro registró un empate a uno.
Esta situación obligó a ir a los tiros libres directos, desde el punto de penal, ya que la reglamentación del Campeonato Nacional de ese año, dictaba que en caso de que un partido finalizara empatado, se debía desempatar con penales. El equipo de San Ramón triunfó con marcador de 5-3 y fue el punto que marcó el retiro definitivo de este gran portero, del fútbol costarricense. Pese a ello, su trayectoria siguió vigente, a tal punto que la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol, lo designó como el "Segundo Mejor Portero del Siglo para el área de la Confederación Norte, Centroamérica y del Caribe de Fútbol" (CONCACAF), superado solo por el arquero mexicano Antonio Carvajal.
  En la actualidad, Conejo Jiménez se desempeña como entrenador de porteros de la Selección Mayor y la Selección Olímpica de Costa Rica. Está casado con la señora Rocío Lobo con quien ha procreado dos hijos: Luis Gabelo e Isaac Andrés Conejo Lobo. Ingresa a la Galería Costarricense del Deporte el jueves 16 de diciembre de 2010.

Welcome to Adobe GoLive 6