Salon de la Dama del Deporte Costarricense
. Inicio | Miembros | Deportes | Junta Directiva | Historia | Contáctenos
Mario ( EL FLACO) Pérez Rodríguez

Miembro del Salón de la Fama del Deporte Costarricense
El 11 de abril de 1936, nace en Heredia, Mario Pérez Rodríguez, dentro del hogar formado por don Antonio Pérez Izquierdo y doña Otilia Rodríguez Campos.

Cursó sus estudios primarios en la Escuela República de Argentina y la educación secundaria en el Liceo de Costa Rica. Sin embargo, no sería hasta 1945, cuando el fútbol de Costa Rica vería actuar a este extraordinario jugador, al integrarse al Equipo Mosquito de la Sociedad Gimnástica Española.

Con el correr de los años, Mario Pérez llegaría a ser considerado como el Mejor Arquero Nacional, por su carácter valiente, decidido, espigado y con grandes cualidades para dirigir a la defensa en aquellas ocasiones que había peligro frente a su marco. Fue apodado por la afición como el "Portero Suicida", gracias a sus grandes actuaciones con el Deportivo Saprissa y la Selección Nacional.

Fue hasta el año de 1950, cuando Pérez se incorpora a las filas del Saprissa, para jugar en la tercera división, categoría que en aquellos tiempos alcanzaba gran importancia. Durante este periodo, que se extiende hasta el año de 1952, jugó su primer partido internacional, durante una gira que realizó su equipo a El Salvador, con motivo de las Fiestas Agostinas.

El Director Técnico, don Otto Pedro Bumbell, le dio la oportunidad, al alinearlo como titular del encuentro, puesto que ya conocía las destrezas y habilidades de este joven arquero. Actuó frente al Comunicaciones de Guatemala, conservando invicta su puerta, ya que el juego finalizó 1 a 0, con triunfo para los nacionales.

Pese a su escasa edad, debuta en la Primera División con el equipo morado, en 1953, en calidad de suplente del Cholo Sanabria, y se mantiene con la misma camiseta hasta el año de 1967.

Para satisfacción del Flaco Pérez, el Deportivo Saprissa conquista el Campeonato Nacional de Fútbol de 1953, siendo este el primero de la saga morada y el primero en la lista de este insigne guardameta.

Al año siguiente, en 1954, pasa a ser el portero titular, logrando realizar campañas valiosas de la mano de sus compañeros de equipo y al lado de grandes entrenadores tales como: Otto Pedro Bumbell, Pachico García, Alfredo Piedra y Catato Cordero.

Obtiene un total de 6 Campeonatos Nacionales en los años: 1953, 1957, 1962, 1964, 1965 y 1967, e igual número de Subcampeonatos y fue declarado, junto a Carlos Alvarado, como el Mejor Arquero de la Década de 1950 a 1959, según un estudio realizado por la Revista Triunfo y publicado en la edición 341 del 12 de noviembre de 1989.

Dentro de su historial deportivo cabe destacar el encuentro que se llevó a cabo el 10 de enero de 1957 en el Estadio Nacional, entre el Deportivo Saprissa y el Racing de Argentina. El marcador final fue de 1 a 0, con victoria morada y será recordado como uno de los mejores partidos internacionales que ha jugado la oncena Saprissista; pero además, por la sobresaliente actuación del Flaco Pérez, de quien la prensa deportiva se expresó en los siguientes términos: "Su figura surgió grandiosa en los primeros minutos salvando dos goles inminentes. No cabe duda: Pérez fue el mejor hombre del Saprissa. Cubrió el área con seguridad y estuvo grande debajo de los tres tubos". Otro hecho significativo en la carrera de Mario Pérez se gestó a partir del 29 de marzo de 1959, fecha en que dio inicio la histórica gira mundial del Deportivo Saprissa, lo cual le convirtió en el primer equipo de América Latina en darle la vuelta al mundo. Por supuesto que Pérez fue uno de los baluartes de dicha hazaña.

Esta aventura tuvo una duración de 74 días, durante los cuales recorrieron un total de 59,055 kilómetros. Realizaron un total de 22 encuentros, de los cuales ganaron 14, empataron 1 y perdieron 7; se anotaron un total de 66 goles y recibieron 46 goles en contra.

En 1967, cuando el Flaco Pérez se retira del Saprissa, es contratado, inmediatamente, por el Club Sport Cartaginés. No obstante los morados nunca olvidaron a su guardameta estrella, por esta razón, el 21 de febrero de 1969, le rinden un sentido homenaje, durante un encuentro frente al Deportivo Gornik, de Polonia. En esta ocasión, don Ricardo Saprissa Aymá le entregó un trofeo y, posteriormente, en 1998, fue incorporado a la Galería de los Inolvidables del equipo y su camiseta fue colgada en la Gradería del Estadio.

Su paso por la Selección Nacional de Fútbol también se encuentra lleno de satisfacciones y hazañas.

Integra por primera vez la Selección Nacional en 1955, con motivo del VII Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol, donde Costa Rica se lleva el cetro en forma invicta, con un total de 17 goles a favor y solo 4 goles en contra.

Formó parte de la famosa Selección conocida como Los Chaparritos de Oro, en 1956; que le valió a nuestro país la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de México, considerada en aquel momento como la hazaña más grande del fútbol costarricense.

También fue seleccionado durante los procesos eliminatorios para los Campeonatos Mundiales de Fútbol de Suecia 1958, Chile 1962, Inglaterra 1966 y México 1970.

En su carrera futbolística hay un hecho muy significativo que merece destacarse. Durante 1968, siendo el Flaco Pérez estudiante de la Universidad de Costa Rica, participó en el Campeonato Centroamericano de Fútbol Universitario, donde conquistaron, de manera invita, el título de Campeones por segundo año consecutivo. Durante la realización de 5 encuentros, el representativo nacional anotó 22 goles y no recibió un solo gol en contra. Una marca que resulta muy difícil de superar.

El día jueves 7 de enero de 1971, Mario Pérez se despide de las canchas durante un partido entre la Liga Deportiva Alajuelense y el Velez Mostar de Yugoslavia, que finalizó con empate a un gol.

Como dato curioso, cabe señalar que el Flaco Pérez nunca jugó con el representativo manudo y fue, precisamente, defendiendo el arco alajuelense que dijo adiós a la afición, quienes le ovacionaron largamente y quienes, todavía hoy, le recuerdan con gran cariño.

Luego de su retiro se dedicó a entrenar arqueros, a fin de compartir su experiencia y conocimientos con los jóvenes valores de fútbol costarricense.

En estas labores estuvo participando con el Deportivo México, en 1973, el Deportivo Saprissa, de 1988 a 1989 y con El Carmen de Alajuela y Goicoechea, de 1989 a 1992.

Mario Pérez Rodríguez también dedicó gran parte de su esfuerzo a la Contraloría General de la República, institución en la que laboró desde 1954 hasta 1986, año en que se pensionó como Auditor Profesional.

Actualmente se desempeña como Director Ejecutivo de la Asociación de Pensionados de Hacienda y del Poder Judicial.

Se encuentra casado con la señora María de los Ángeles Cordero Brenes, con quien ha procreado cuatro hijos: Antonio, Eduardo, Alvaro e Ileana María Pérez Cordero.
;a Pérez Cordero.

Welcome to Adobe GoLive 6