Salon de la Dama del Deporte Costarricense
. Inicio | Miembros | Deportes | Junta Directiva | Historia | Contáctenos
José Luis Rojas Ulloa (CHIME)

Miembro del Salón de la Fama del Deporte Costarricense

En el año de 1920, un 4 de abril, nace en la ciudad de Alajuela, el niño José Luis Rojas Ulloa, en el hogar formado por don Francisco Rojas Córdoba y doña Caridad Ulloa. Cuenta un relato familiar que cuando su padre fue al hospital para conocer a su hijo recién nacido, le adjudicó de inmediato el mote de “Chime”. Desde entonces José Luis va a ser conocido bajo este sobrenombre, tanto por sus familiares y amigos, como por la misma afición.

Realizó sus estudios primarios en la Escuela República de Guatemala, al tiempo que practicaba el fútbol en la legendaria Plaza Iglesias, la cual se ubica al costado sur de dicho centro educativo. Esta era utilizada por el equipo de la Liga Deportiva Alajuelense para realizar sus entrenamientos y jugar algunos partidos de competencia.

El Instituto de Alajuela fue el centro educativo donde cursó sus estudios secundarios y fue en este periodo durante el cual entro de lleno al mundo futbolístico.

Con tan solo 15 años de edad, en 1935, es llamado, en calidad de titular, al equipo Alajuela Juniors, de la Segunda División de la Liga Deportiva Alajuelense. No obstante en ese mismo año le ascienden a la Primera División.

El historiador Armando Morux Sancho, en su libro Memoria de la Liga Deportiva Alajuelense, indica que “desde que se incorporó a La Liga y conforme competía Chime, alzaba su rendimiento siendo así como el año de 1938, por su buen accionar, fue convocado por primera vez a la Selección Nacional para asistir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, a efectuarse en Panamá.

Desde ese momento y hasta su retiro, en 1948, José Luis Rojas siempre compartió la titularidad de su puesto tanto en el equipo rojinegro como en el representante tricolor.

Con tan solo 19 años, obtuvo su Primer Campeonato Nacional, en el año de 1939, al lado de grandes figuras del fútbol costarricense tales como Alejandro Morera Soto y Salvador Soto Villegas, también conocido como “Indio Buroy”. Ambos inmortalizados hoy en la Galería Costarricense del Deporte.

En 1941 la Liga Deportiva Alajuelense conquista su tercer campeonato, el cual resulta ser el segundo para Chime, pero con el gran aliciente de haber obtenido el título en forma invicta.

Para el año 1942, José Luis Rojas se traslada a México con el fin de cursar estudios superiores en la rama de la odontología, en virtud de que dicha especialidad no la ofrecía la naciente Universidad de Costa Rica.

En México, gracias a la intermediación del costarricense Jorge Quesada, quien en ese momento jugaba con el Equipo Español de la Primera División del fútbol mexicano, se integró al plantel y de inmediato conquistó el cariño y la admiración de sus compañeros y de la afición. Al año siguiente (1943), el cuadro del Orizaba se interesó en sus servicios, pero no llegó a concluir el campeonato ya que su padre lo mandó a llamar tras haber abandonado sus estudios.

De regreso al país se integró de nuevo al equipo de sus amores, la Liga Deportiva Alajuelense y gana el Campeonato de 1945, para sumar en su haber el tercer título como jugador.

En el ámbito internacional cabe destacar que Chime actuó con la Liga en toda Centroamérica, México y Cuba; al tiempo que reforzó otros equipos nacionales (Orión, La Libertad, La Gimnástica Española), en Colombia y Ecuador.

Su carrera como jugador de fútbol dio inicio a sus 15 años, pero también terminó muy temprano; a sus 29 años tuvo que retirarse de las canchas producto de una lesión en la rodilla, sin embargo no abandonó el mundo del fútbol ya que se mantuvo ligado a la escuadra manuda en calidad de miembro del cuerpo técnico.

Desde la anterior posición y en compañía de Salvador Soto “el Indio Buroy”, condujeron a los rojinegros hacia el triunfo en los Campeonatos de 1949 y 1950.

Pero vale la pena detenerse un momento en el año de 1950 para recordar dos importantes partidos que marcaron historia en el fútbol nacional, durante la primera mitad del Siglo XX.

El primero de ellos fue el domingo 23 de julio de 1950 cuando la Liga se enfrentó al Génova de Italia, para quedarse con un triunfo con un marcador de 6 goles a 0. El segundo tuvo lugar el 25 de diciembre del mismo año frente al famoso club argentino del Boca Juniors donde empataron 1-1.

Por último, José Luis Rojas también formó parte de la Junta Directiva del equipo alajuelense y contribuyó para la conquista de los campeonatos de 1958 y 1966. Según detalla el historiador Armando Morux; Chime impuso una marca ya que fue campeón con la Liga Deportiva Alajuelense como jugador (1939, 1941 y 1945), como entrenador (1949 y 1950) y como director (1958 y 1956).

Estuvo casado con la señora Gladis Fernández López (Q.d.D.G.) y procreó tres hijos: Odalía, Giselle y Francisco Rojas Fernández.

Este gran jugador falleció el 24 de diciembre de 1987, pero su estrella sigue brillando en el firmamento.

Ingresa a la Galería Costarricense del Deporte el 21 de diciembre del año 2004

Welcome to Adobe GoLive 6